Cuidados de cabello

Tratamiento para el cabello quemado

La plancha, el rizador, la secadora, el cloro de la piscina, el agua salada del mar e infaltablemente, la exposición prolongada al sol, pueden ocasionar graves problemas al cabello.

Estos son algunos tratamientos naturales para el cabello quemado que pueden aplicarse de forma segura para mejorar la salud y la apariencia del mismo.

Aceite de oliva con esencia de romero

Nadie pone en duda las capacidades el aceite de oliva, entre las que se incluyen sus propiedades rehidratantes. El romero por su parte, actúa como un antioxidante, por lo que ambos ingredientes, combinados, se convierten en el aliado perfecto para tratar el cabello quemado.

Para ello, calentar 1/4 de taza de aceite de oliva —sin llegar al punto de hervor—. Seguidamente, añadir a un recipiente resistente al calor y agregar cinco gotas de aceite de esencia de romero, procurando mezclarlos correctamente. Aplicar cuidadosamente sobre el cabello y proteger debidamente, dejando actuar de 15 a 20 minutos. Posteriormente, enjuagar y lavarse el cabello de forma tradicional. Usar la mezcla una vez por semana y en caso de que sobre, almacenar en un recipiente sellado a temperatura fresca y lejos de la luz del sol; procurando calentarla momentos antes de cada aplicación.

Mascarilla capilar de frutas

Aplicando una mascarilla capilar para frutas, ayudará a reparar el cabello quemado. Su eficiencia es bastante buena y su preparación demasiado fácil.
Solamente debe licuarse la mitad de un aguacate, medio plátano, trozos de melón y tres cucharadas de yogur natural. Luego de conseguir una mezcla espesa y homogénea, aplicar por 10 minutos para que las características antioxidantes y rehidratantes de las frutas, actúen debidamente.

Mezcla de huevo y miel

Las propiedades curativas de la miel son evidentes, que, combinados con las proteínas del huevo, ayudarán a tratar de forma eficaz el cabello quemado.

Mezclando homogéneamente de uno a dos huevos, dependiendo de la cantidad de cabello, con dos o tres cucharadas de miel, aplicar sobre el cabello de forma cuidadosa y proteger con una gorra plástica, permitiendo que la preparación actúe durante 30 minutos. Para mejorar la efectividad, permitiendo la rehidratación del cabello, añadir unas gotas de aceite de coco o aceite de aragán sobre la mezcla. Seguidamente, enjuagar y lavar el cabello como de costumbre.

About the author

DuX

Agregar Comentario

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: