Nutricion Tips de Nutrición

Tip: Revisar etiquetas de alimentos para tomar mejores decisiones

Sí, muchas veces compramos productos alimenticios sin leer las etiquetas, sólo porque nos gustó su presentación o porque se nos antojó, pero si lo que quieres es tener una vida más saludable y sobre todo consciente, es necesario un paso importante: leer las etiquetas.

Y no sólo leerlas sino saber interpretarlas ya que sólo tú eres responsable de lo que comes y en qué medida, así que si quieres tener una alimentación saludable es importante tomar decisiones informadas sobre los productos que consumes a diario.

Hoy en día la mayor parte de los alimentos que consumimos son procesados o empacados y en todos es obligatoria la etiqueta nutricional.

En esta etiqueta se encuentra el contenido de nutrimentos del producto. Es fácil leer las etiquetas nutricionales, además de que es una buena costumbre para escoger los alimentos de manera responsable e inteligente.

Lo primero que se indica es el tamaño de la porción y la cantidad de raciones por envase, la cual es la clave para el resto de información contenida en la etiqueta.

La etiqueta nutricional expone cuánta energía, proteína, grasa, grasa saturada, sodio, azúcares, carbohidratos y fibra dietética se consume en una proporción del alimento, apuntó.

Asimismo, en ocasiones, están presentes en la etiqueta nutricional los valores de vitaminas y minerales que contiene cada producto, mismos que aparecen con un porcentaje sobre la cantidad diaria recomendada.

La información del etiquetado se basa en una sola porción, por lo que si se consume dos porciones, se ingerirá el doble de energía y nutrimentos, así de manera sucesiva.

Es por ello que es necesario verificar el tamaño de la porción que especifica el producto.

La lista de ingredientes, es otro de los apartados de la etiqueta, en donde se detalla, de mayor a menor presencia, cuál es la composición del producto.

Los primeros elementos del listado son los que se encuentran en mayor cantidad dentro del producto alimenticio.

Pero no todo queda en sólo leer e interpretar lo que contiene el producto, sino lo que tú necesitas para saber si cumple con tus necesidades. Por ello debes saber tu estatura, peso, edad, estilo de vida, etc.

Si tienes dudas lo mejor es consultar a un médico que te asesore para que cuando vayas al supermercado tengas claro lo que necesitas y con ello busques los mejores productos.

About the author

Cuidado Sano

Agregar Comentario

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: