Enfermedades y efectos secundarios

Sarcoma de tejidos blandos… ¿qué es?

El sarcoma es un tipo de cáncer que afecta ciertos tejidos como los huesos o los músculos. Existen dos tipos: de tejidos óseos y blandos. En este post hablaremos sobre el sarcoma de tejidos blandos (STB).

Los sarcomas de tejidos blandos se pueden originar tejidos adiposos, musculosos, nerviosos y fibrosos, así como en los vasos sanguíneos y los tejidos profundos de la piel y pueden encontrarse en cualquier parte del cuerpo, aunque l mayoría de ellos se desarrolla en los brazos o las piernas.

También en el tronco, la cabeza y el área del cuello, los órganos internos y el área trasera de la cavidad abdominal (conocida como retroperitoneo).

Los sarcomas no son tumores comunes, y la mayoría de los cánceres son del tipo de tumores llamados carcinomas.

Cuando el término sarcoma es parte del nombre de una enfermedad, esto significa que el tumor es maligno (canceroso). Existen alrededor de 50 tipos diferentes de sarcomas de tejidos blandos (no todos se presentan a continuación).

 

Síntomas

Se debe acudir a un médico cuando de manera palpable se detecte una masa en tejido blando, la cual deberá ser evaluado cuidadosamente en ausencia de signos evidentes de infección, ya que los sarcomas de partes blandas están a menudo situados profundamente y no pueden ser fácilmente palpables.

Estos bultos no suelen generar dolor en el paciente y pueden crecer de forma muy rápida.

Cuando los tumores aumentan de tamaño el dolor puede manifestarse, ya que la masa hará presión sobre los músculos y las terminaciones nerviosas y, en algunos casos, puede llegar a comprimir los órganos que rodean la zona afectada.

Si la masa se encuentra en el interior del abdomen, el paciente puede estar asintomático hasta que el tumor ha crecido notablemente.

Uno de los problemas en el diagnóstico de la enfermedad es que muchos de los tumores de las partes blandas son benignos, por lo que en algunos casos no se contempla inicialmente que sea un SPB. Por este motivo se producen retrasos en el diagnóstico y los pacientes reciben inicialmente un tratamiento que puede que no sea el adecuado.

 

Enfermedad rara

El Instituto Nacional de Cancerología (Incan) señaló que “el STB es una enfermedad rara o de baja prevalencia”.

En México representa apenas 1 por ciento de todos los cánceres que ocurren en adultos y el 15 por ciento de los que se presentan en niños; y de manera global, el sarcoma tiene una prevalencia menor a cinco casos de cada 10 mil habitantes.

Al ser de causa genética, el padecimiento no se puede prevenir, por lo que se deben diagnosticar y tratar tempranamente.

En México no se cuenta con campañas, similares al cáncer de mama o de próstata, para la adecuada información del STB, lo que lleva a un diagnóstico y tratamiento oportunos.

Actualmente, alrededor del 50 por ciento de los pacientes con STB abandonan su tratamiento oncológico por motivos económicos.

En los países desarrollados la supervivencia ha mejorado en los últimos años para los niños con sarcoma, esto es reflejo del acceso a las técnicas de diagnóstico y tratamientos que benefician la vida de la persona.

Con el fin de sensibilizar a las autoridades del sector salud y al Poder Legislativo sobre la problemática que representa el sarcoma de tejidos blandos (STB) en México, se he llevado a cabo en la Cámara de Diputados la mesa de trabajo “Sarcomas: El enemigo de los jóvenes adultos en México”, evento organizado por la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer (AMLCC).

En dicho evento se presentó una primera propuesta para generar un punto de acuerdo por el que se exhorta, a la Comisión Nacional de Protección Social en Salud, para que amplíe la cobertura del fondo de Protección de Gastos Catastróficos a fin de garantizar el acceso a la salud de los pacientes mayores de 18 años y que han sido diagnosticados con sarcoma de tejidos blandos (STB).

“Es evidente que una de las acciones prioritarias para mejorar el acceso a la salud es ampliar la cobertura del Fondo de Protección Contra Gastos Catastróficos del Seguro Popular, que actualmente sólo cubre aquellos STB que han sido diagnosticados antes de los 18 años, cuando el rango de edad con mayor prevalencia es de los 15 a los 39 años”, aseguró la diputada Teresa de Jesús Lizárraga Figueroa, integrante de la Comisión de Salud.

Asimismo, una segunda propuesta, contenida en este mismo punto de acuerdo es exhortar al Consejo de Salubridad General para que, a través de la Comisión para el Análisis, Evaluación, Registro y Seguimiento de las Enfermedades Raras, se registre el sarcoma de tejidos blandos en el Registro Nacional de Enfermedades Raras.

About the author

Cuidado Sano

Agregar Comentario

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: