Nutricion

Quelites, tradición gastronómica

Seguramente has probado los quelites, era común que en la casa de la abuelita se prepararan con huevo. Quizá como nosotros, habrás pensado que era un tipo de hierba, y sí, lo es, pero no es sólo una, sino son varios tipos.

Los quelites han formado parte de la alimentación prehispánica hasta nuestros días y su consumo se debe a su alto aporte nutricional y cuya producción era espontánea, o sea, no había necesidad de cultivarlos.

En esas épocas, fueron un símbolo de riqueza y fertilidad, pues su comercio se consolidó parte de la economía de ese entonces. Se dice que estas hierbas llegaron a ser un alimento de lo más cotidiano en Tenochtitlán.

Se producen, generalmente, en temporada de lluvias. Dicha hierba puede ser silvestre y crece principalmente en la milpa.

Dependiendo del quelite, que más adelante mencionaremos los diferentes tipos, se puede utilizar la hoja, flor o fruto crudos, en ensaladas o también guisados, al vapor y hasta en infusiones.

Son una buena fuente de energía y su consumo puede contribuir a llevar una mejor y correcta alimentación en la vida diaria.

Tienen un alto contenido en fibra, hierro, potasio, vitaminas C y D. La cantidad de estos nutrimentos supera a las verduras de hoja, como la lechuga, espinaca o acelga, introducidas por los españoles durante la Conquista.

Como mencionamos, hay muchos tipos de quelite, de hecho la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a través de su Instituto de Biología, cuenta con un inventario sobre esta peculiar planta.

“Los Quelites. Tradición milenaria de México”, explica a detalle las 244 especies, 121 géneros y 46 familias botánicas en todo el país, aquí mencionaremos sólo las más populares:

  • Chaya
  • Huazontle
  • Romeritos
  • Chipilín o chepil
  • Guías de calabaza y chayote
  • Hoja santa
  • Flor de calabaza
  • Berros
  • Verdolagas
  • Pápalo quelite

Lamentablemente, su consumo ha ido disminuyendo, sobre todo por el desconocimiento hoy en día de este tipo de alimentos que nos aportan muchos nutrientes benéficos para nuestro organismo, y es por ello que comentamos al inicio de esta nota que era común hace 15 años para atrás, que en las casas de nuestros abuelos aún se consumieran.

Hoy en día, este delicioso alimento es asociado con una “comida para pobres” o simplemente se prefieren consumir carnes, harinas o alimentos procesados antes que a estas hierbas.

Es de suma importancia por ello no dejar morir estas tradiciones gastronómicas que han probado a lo largo de los años que ayudan a nuestro cuerpo a funcionar mejor.

About the author

Cuidado Sano

Agregar Comentario

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: