Eliminar Varices

¿Qué hacer si padeces de várices?

Antes que nada, ¿qué son las várices? Las varices son venas hinchadas y retorcidas que pueden verse justo debajo de la piel, normalmente en las piernas, aunque también se pueden generar en otras partes del cuerpo, por ejemplo, las hemorroides son un tipo vena varicosa.

Aparecen debido a que las venas tienen unas válvulas que ayudan a mantener el flujo del corazón en una sola dirección hacia el corazón, pero cuando estas válvulas están débiles o dañadas, la sangre se detiene y se acumula en las venas, provocando que éstas se hinchen y produciendo venas varicosas.

Las personas que tienden a sufrir de varices son aquellas que tienen obesidad, no hacen ejercicio y tienen antecedentes familiares de várices.

Hay varios tipos de várices:

  • Grado I o varículas. Se ven en algunos sitios y a través de la piel, las venas finas de color violáceo, y se les dice comúnmente arañas vasculares. En este punto resultan ser sólo un problema estético, sin embargo, en ocasiones pueden producir sensación de pesadez y cansancio en las piernas.
  • Grado II. Las venas se van haciendo más visibles y son más notables síntomas como pesadez y cansancio en las piernas, dolor, calambres, hormigueos y sensación de calor o picores y escozores.
  • Grado III. Las venas están más dilatadas. Los síntomas mencionados anteriormente van aumentando progresivamente, y aparece hinchazón y edemas y cambios de coloración en la piel.
  • Grado IV. Aparecen zonas eczematosas y úlceras. Las úlceras son difíciles de tratar y pueden infectarse con facilidad.

Entonces, si tienes indicios de várices, un estilo saludable de vida deberás adoptar, como realizar ejercicio físico, evitar el sobrepeso y la obesidad, elevar las piernas al descansar y no cruzarlas al sentarse puede ayudar a evitar que las várices empeoren.

También usa ropa suelta y evita estar parada largos períodos de tiempo.

También puedes probar los siguientes productos naturales para ayudarte a disminuir su apariencia y sobre todo, los síntomas.

Arándano. Este fruto favorece la circulación de la sangre ya que tiene propiedad vasodilatadoras, fortalecedoras de las paredes de las venas y antihemorrágicas. Consúmelas crudas entre comidas o prepara un té y bébelo 2 veces al día.

Aloe Vera. Te ayudará a sentir frescura en la zona. Abre un tallo y apóyalo sobre la zona afectada, o saca el gel y espárcelo en donde se encuentren las várices. Deja actuar 20 minutos y enjuaga.

Cola de caballo. Es una hierba que ayuda a mejor las circulación de la sangre y por ende, a reducir las várices. Tómalo en infusión. OJO, no está recomendado para mujeres embarazadas, con problemas cardíacos o tromboflebitis.

Jengibre. Prepárate té de jengibre, ya que ayuda a disolver la fibrina en los vasos sanguíneos y mejorar la circulación. Las personas con venas varicosas tienen un deterioro de la capacidad para descomponer la fibrina lo que origina los bultos en las venas.

Espárragos. Intégralos a tu dieta 3 veces a la semana pues ayuda a fortalecer las venas y los vasos.

Recuerda hacer ejercicio, como caminar diariamente; beber suficiente agua, dos litro de agua al día; descansar tus pies levantándolos un poco sobre tu cuerpo mientras estás acostado y no estar de pie mucho tiempo.

El apoyo elástico también lo puedes utilizar pero es necesario visitar a tu médico para que te indique cuál es la mejor para ti. Existen en forma de tiras, calcetines o medias.

 

About the author

Cuidado Sano

Agregar Comentario

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: