Enfermedades y efectos secundarios

Parkinson, enfermedad difícil de diagnosticar

Este 11 de abril se conmemora el Día Mundial del Parkinson, enfermedad que ocupa el segundo lugar dentro de los padecimientos más frecuentes de tipo neurodegenerativo tanto en México como en el mundo, después del Alzheimer, con una prevalencia de 40 a 50 casos por cada 100 mil habitantes.

Desde el año 1997 la Organización Mundial de la Salud estableció esta fecha en conmemoración del nacimiento del doctor James Parkinson (1755-1824), quien la padeció y describió sus síntomas en 1817.

Desde entonces, su conmemoración sirve para trabajar en la concreción de dos grandes objetivos:

  • Difundir información sobre la enfermedad de Parkinson, su evolución y tratamiento,
  • Concientizar y sensibilizar acerca de la importancia de la enfermedad y de sus consecuencias para los afectados

Nancy Bertado Ramírez, neuróloga del Hospital de Alta Especialidad San José del IMSS Puebla, dijo que como se trata de un padecimiento incapacitante, se está investigando en cuanto a la función motora, ya que ésta se caracteriza por ser un desnivel de ciertos neurotransmisores cerebrales.

“La enfermedad se puede dividir en dos etapas: fase premotora, la cual precede a la manifestación de movimiento; aproximadamente de 10 a 15 años y se caracteriza principalmente por alteraciones del olfato, del sueño, y autonómicas que pueden ser cardiovasculares, gastrointestinales o genitourinarias”, indicó.

Después de estos 15 años, agregó, ya viene la manifestación motora que es la que normalmente se conoce tanto por la población general como por los médicos, la cual también puede ser de dos variedades.

En una de ellas predomina el temblor de extremidades o mandíbula cuando el paciente está quieto; mientras que la otra es cuando se presenta total rigidez de las extremidades. Habitualmente el Parkinson se presenta en un solo lado del cuerpo y conforme pasan los años se puede presentar en el lado contralateral.

Lo que comparten todas las variedades de las enfermedades del Parkinson es la lentitud para realizar ciertos movimientos; y afecta principalmente a poblaciones de los 40 a los 65 años de edad aproximadamente.

Aún no se tiene detectado el origen de la enfermedad que se presenta en tres variantes: juvenil (menos de 30 años de edad), de inicio temprano (de los 30 a los 60 años de edad) y el Parkinson propiamente dicho (se presenta de los 65 años de edad en adelante).

Cuando un paciente comienza con temblor, dolor de sus extremidades, lentitud para el movimiento o para el lenguaje, es necesario que sea valorado por un neurólogo para descartar la enfermedad de Parkinson, una de las más difíciles de diagnosticar.

Hasta el momento esta enfermedad se controla, pero no hay una cura y los medicamentos son para mejorar los síntomas de la enfermedad, pero no para modificarla, y cada tratamiento es diferente para cada paciente que puede invertir en promedio de 10 mil a 15 mil pesos mensuales.

El Instituto Mexicano del Seguro Social atiende aproximadamente a dos partes de tres de la población general, pero por ser una enfermedad crónico degenerativa a pesar del tratamiento, es un padecimiento que va evolucionando, tanto que se tienen pacientes de hasta 30 años con el medicamento y aun así terminan postrados en cama.

A %d blogueros les gusta esto: