Enfermedades y efectos secundarios

Lo que debes saber sobre el E-coli

Muchas veces ingerimos alimentos sin lavarlos o cocinarlos bien y creemos que nuestra “piel de burro” resiste lo que sea, pero la realidad es que nos arriesgamos a padecer enfermedades gastrointestinales desagradables y peligrosas.

Es por ello que en este post hablaremos sobre el E-coli. Es una bacteria que normalmente vive en los intestinos de personas y animales de sangre caliente. Iuu. Algunos tipos de E-coli pueden causar infección intestinal y producir náusea, diarrea, vómito, dolor estomacal, fiebre y pérdida de apetito, entre otros síntomas.

La mayoría de las cepas de E- coli son inofensivas. Sin embargo algunas de ellas, como E-coli productora de toxina Shiga, pueden causar graves enfermedades a través de los alimentos.

La bacteria se transmite al hombre principalmente por el consumo de alimentos contaminados, como productos de carne picada cruda o poco cocida, leche cruda, y hortalizas y semillas germinadas crudas contaminadas. Un número creciente de brotes se asocian al consumo de frutas y verduras (como las coles de Bruselas, las espinacas, la lechuga, las ensaladas de col y de otro tipo) contaminadas por el contacto con las heces de animales domésticos o salvajes en algún momento durante su cultivo o manipulación.

También, los contactos de persona a persona son una forma de transmisión importante por vía oral-fecal. Se ha informado de un estado de portador asintomático, en el que la persona no muestra signos clínicos de la enfermedad pero puede infectar a otros. Otro factor de riesgo importante de infección por E-coli productora de toxina Shiga son las visitas a granjas y otros lugares donde el público en general puede entrar en contacto directo con el ganado.

Vamos a hacer redundancia en estos términos, pero así es: E-coli productora de toxina Shiga produce toxinas conocidas como toxinas Shiga por su semejanza con las toxinas producidas por Shigella dysenteriae. E-coli productora de toxina Shiga puede crecer a temperaturas que oscilan entre 7 °C y 50 °C, con una temperatura óptima de 37 ºC. Algunas pueden proliferar en alimentos ácidos, hasta a un pH de 4,4, y en alimentos con una actividad de agua (aW) mínima de 0,95.

Ahora bien, los síntomas de E-coli productora de toxina Shiga son calambres abdominales y diarrea, la cual puede progresar a diarria sanguinolenta. También puede haber fiebre y vómitos.

El periodo de incubación varía entre tres y ocho días, con una mediana de tres a cuatro días. La mayoría de los pacientes se recuperan en el término de diez días, pero en un pequeño porcentaje de los casos (especialmente niños pequeños y ancianos) la infección puede conducir a una enfermedad potencialmente mortal, como el síndrome hemolítico urémico (SHU). El SHU se caracteriza por una insuficiencia renal aguda, anemia hemolítica y trombocitopenia (deficencia de plaquetas).

Las personas que sufren diarrea sanguinolenta o calambres abdominales intensos deben acudir inmediatamente con un médico.

 

En cuanto a su prevención: lavar y cocinar bien los alimentos, así como mantener una higiene adecuada. E-coli productora de toxina Shiga se destruye cociendo los alimentos hasta que todas las partes alcancen una temperatura de 70 °C o más. E-coli O157: H7 es el serotipo de E-coliproductora de toxina Shiga más importante por su impacto en la salud pública, pero hay también otros serotipos frecuentemente implicados en brotes y casos esporádicos.

Las cinco claves para el manejo de los alimentos en casa y negocio son:

  • Mantener la limpieza.
  • Separar alimentos crudos y cocinados.
  • Cocinar completamente.
  • Mantener los alimentos a temperaturas seguras.
  • Usar agua y materias primas seguras.
  • Lavar las manos frecuentemente, sobre todo antes de preparar y consumir alimentos.

About the author

Cuidado Sano

Agregar Comentario

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: