Nutricion Tips de Nutrición

Leche de almendras… tu mejor aliada

Te has dado cuenta quizá que conforme uno crece y se adentra en la etapa adulta, la leche de vaca parece ya no caerle tan bien a nuestro organismo: nos inflamamos, producimos gases y quizá hasta padezcamos un poco de diarrea.

Si eso te sucede cuando consumes lactosa, deberías probar la leche de almendras.

Es uno de los mejores sustitutos de la leche de vaca ya que no contiene gluten, lactosa ni colesterol y tienen la misma consistencia que la leche de vaca.

También posee un alto contenido de vitamina E, un antioxidante que ayuda a prevenir el cáncer y retardar el envejecimiento, así como D y A, proteínas, omega 6, zinc, calcio, hierro, magnesio y potasio.

Su aporte calórico es bajo, por ejemplo, un vaso de leche entera de vaca tiene 140 calorías, de arroz 120, de soja 80, mientras que la de almendras tiene sólo 40 calorías, así que si buscas perder peso también, la leche de almendras es tu mejor aliada.

Sin embargo, todo exceso es malo y es necesario saber que sí existen efectos negativos. Las almendras son un alimento del tipo bociógeno, lo que puede inhibir la correcta absorción y aprovechamiento orgánico del yodo y esto pude causar daños en la tiroides.

Si se consume a gran nivel, causa formación de tumores, por ello si se trata de una persona con riesgo de función tiroideal, lo mejor será buscar otra alternativa.

Si por el contrario, te encuentras bien de salud, el consumo moderado de la leche de almendras todos los días no tendré efectos negativos en la glándula.

 

¿Quieres prepara tu propia leche de almendras?

Necesitarás almendras crudas, tres tazas de agua, sal y azúcar.

-Deja remojando las almendras toda la noche

-Escúrrelas y limpialas con agua fresca

-Licúa por 10 minutos. Alterna la velicidad de la licuadora para mejores resultados

-Cuando la mezcla se convierta en líquido blanco, agrega si gustas, miel o azúcar para endulzar y una pizca de sal

-Cuela la leche con una manta de cielo para no dejar pasar residuos (¡no los tires!*)

-Listo, ya tienes tu propia leche de almendras.

 

*La pasta de almendras que queda tras colar la leche lleva el nombre de okara y la puedes utilizar para muchas recetas, como añadir a los cereales en el desayuno, preparar galletas, etc.

Extiéndela a lo largo de un recipiente para hornear y métela al horno por dos horas. Lo que sucederá es que se secará y la podrás guardar en tu refri para futuras recetas.

About the author

Cuidado Sano

Agregar Comentario

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: