Nutricion

Deshidratar alimentos sin que pierdan sus nutrientes… lo que hizo un mexicano

Durante mucho tiempo se han utilizado las técnicas de deshidratación de alimentos para conservarlos mejor durante más tiempo ya que los alimentos frescos se descomponen mucho más fácilmente debido a la acción de bacterias, enzimas, mohos y levaduras.

Además, si estos alimentos están expuestos a altas temperaturas se va a acelerar el procesos de descomposición y consumir alimentos que se encuentran en estado de descomposición son perjudiciales para la salud.

Por medio de la deshidratación, se busca prolongar la vida del alimento, sin embargo durante el proceso se pueden perder algunas vitaminas como la A y C, tiamina, riboflavina y niacina.

Muchos alimentos deshidratados, especialmente la fruta, se usa como tentempié, y además son muy sanos.

Hay que controlar de forma cuidadosa el proceso de deshidratación para evitar la pérdida de los valores nutricionales y por ello el proyecto del mexicano Omar Jacobo Santos Sánchez, científico del Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), resulta muy interesante pues busca deshidratar alimentos sin que pierdan sus nutrientes básicos.

Se centró en el jitomate y plátano para realizar su proyecto, el cual explicó, sólo aplica el calor necesario en el producto para deshidratarlo sin que éste pierda los nutrientes.

Cuenta que se formuló la idea de mantener las propiedades en los frutos al someterlos a deshidratación, por lo que aplicó la energía exacta para maximizar la cantidad de los nutrientes.

Su máquina empleada es de cerca de 80 x 90 centímetros con una altura de 75 centímetros y su diseño fue auxiliado por alumnos de maestría y doctorado que lo ayudaron a construir el prototipo.

El prototipo, que dijo se encuentra en funcionamiento, representa un ahorro de energía eléctrica en los procesos de producción, pues puede llegar a ser de hasta mil 500 dólares. Por lo que la ventaja de su desarrollo de deshidratación implementado mantiene la calidad de los productos procesados.

Santos Sánchez dijo que planea patentarlo ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), aunque debido al costo de registro sería más complicado.

Detalló que el costo de la deshidratadora es de un precio similar a las existentes. No obstante, se puede recuperar en un año, explicó.

 

 

About the author

Cuidado Sano

Agregar Comentario

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: