GYM

Calambres… por falta de magnesio, potasio y agua

Todos en algún momento hemos experimentado esos espasmos musculares que te tiran del dolor. Esos son los famosos calambres, que se producen por un endurecimiento en las zonas de las extremidades inferiores, que duran unos segundos, hasta que el músculo vuelve a su estado natural.

Todas las personas son susceptibles a padecerlos, pero se presentan con mayor frecuencia en aquellos que realizan ejercicio con intensidad y mujeres embarazadas, en este último caso, por la baja del retorno venoso.

Generalmente se presentan en las noches, y como se mencionó, en las piernas; estas contracciones naturales son causados por la excitación excesiva de los músculos, que puede ser por actividad física vigorosa, deshidratación, cambios hidroelectrolíticos, venas varicosas y sedentarismo, así como a la falta de magnesio y potasio.

Es por ello que la recomendación es beber suficiente agua. Si es porque practicas ejercicio consume plátano, pues aunque no se ha determinado de forma científica que ayuda a reducir los calambres, sus ingredientes como potasio, agua e hidratos de carbono en forma de glucosa favorecen a las personas que realizan ejercicio, pues durante la actividad física se emplea gran cantidad de azúcar.

El déficit de magnesio es por la alta exigencia de nutrientes requerida por el cuerpo. Asimismo, la falta de este mineral puede ser por una dieta estricta, por ello es importante llevar una dieta saludable, que cumpla con todos los nutrientes bajo la supervisión de un nutricionista.

 

Calambres por otros factores

Aunque este tipo de espasmos musculares se presenta de forma frecuente en las piernas, desde pies hasta muslos, cuando ocurren en esta parte del cuerpo es resultado de un golpe o un problema vascular considerable.

Las personas que sufran calambres frecuentes sin haber hecho ejercicio vigoroso acompañados de una molestia intensa, hinchazón, enrojecimiento, y debilidad muscular deben consultar a un médico, ya que puede tener relación con arterioesclerosis que puede generar un dolor similar.

La compresión de los nervios en la espina dorsal es otra de las enfermedades que genera una sintomatología parecida a las contracciones en las piernas, el cual se agrava al caminar.

recuerda que los calambres, mientras no sean muy frecuentes no hay que preocuparse en exceso, sin embargo si lo son, es recomendable ir al médico para descartar alguna otra enfermedad.

About the author

Cuidado Sano

Agregar Comentario

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: