GYM Tips & Trucos Fitness

¡Ay dolor! Tips para el día después del gym

Este post es para aquellas personas que se encuentran en las siguientes dos situaciones: estás planeado ir al gym o ya fuiste.

Los que van a ir deben estar preparados para los días posteriores, o si ya fuiste, entonces quizá buscaste algún remedio en Internet porque no te puedes ni mover del dolor.

¿Por qué duele el cuerpo después de hacer ejercicio? Es una pregunta más que conocida, sin embargo es válido retomarla. La sensación de dolor y rigidez que se siente después de hacer ejercicio, aproximadamente 24 horas después, se conoce como Dolor Muscular Tardío (DOMS, por sus siglas en inglés) y se origina por las contracciones musculares excéntricas.

Algo triste es que no puedes evitar este dolor, eso sí, tu condición física es lo que determinará que te duela mucho o más o menos, o casi nada.

Este dolor, sí, es por quizá tu primer día en el gym, pero las personas que van desde tiempo atrás también las experimentan, por ejemplo, cuando cambian de rutina.

Aquí te traemos algunos tips para que no sufras tanto, porque es necesario recalcar que tomar medicamentos anti-inflamatorios para aliviar el dolor muscular podrían aliviarte la incomodidad pero pueden retrasar el proceso de recuperación, así que pon atención a lo siguiente:

Lo primero: recuperación activa, o sea, no dejes de moverte. Sabemos que no vas a querer pararte al día siguiente pero es necesario que lo hagas para recuperarte más rápido, eso sí, con una intensidad más baja que el día anterior.

Descansa. No que no hagas caso al punto anterior, sino que después de hacer ejercicios leves, sino que has intervalos en tu rutina en la semana y los días que descanses realiza ejercicios como cardio.

Masajes. Sí, te ayudarán a sentirte mejor y a relajar tus músculos adoloridos.

Calor. Una ducha con agua caliente te ayudará a relajar los músculos y aliviar el dolor. También puedes aplicar una bolsa de calor en la zona que te duele.

Hielo. Te ayudará a desinflamar. Puedes usar hielo especialmente los primeros dos días después de que hayas realizado tu rutina intensa durante 15 a 30 minutos.

Sal de Epsom. O sulfato de magnesio. Puedes agregar a tu tina de 200 a 400 gramos de sal de Epsom y tomar un baño de agua caliente de unos 10 a 20 minutos. Te ayudará a relajar y disminuir la inflamación mediante el aumento de flujo sanguíneo hacia tus músculos y como bonificación. Si no cuentas con una bañera, utiliza un trapo remojado con agua caliente y sal de Epsom y aplica donde te duele.

Jengibre. Sí, el jengibre te ayudará a sentirte mejor, y será tu gran aliado en este inicio de rutina en el gym. Así que busca nuestro post “El maravilloso jengibre” para saber como puedes integrarlo a tu vida.

About the author

Cuidado Sano

Agregar Comentario

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: