Cuidados de la piel

Alergia a la fantasía…

Sí, algunas mujeres son alérgicas a la bisutería y normalmente son sus orejas las que sufren. Si eres de esas personas que apenas se ponen un aretes monos y comienza a picarte la piel, lo más seguro es que padezcas eccema alérgico de contacto.

Esta reacción alérgica está producido en gran medida por un metal: el níquel. Este metal presente en algunos tipos de plata, como la alemana, en el oro blanco y, sobre todo en la bisutería. Otros metales menos comunes en bisutería como el cobalto, el duralio y el vitlaio también pueden producir alergia.

En el caso de los aretes, cuando nos da alergia, nuestro lóbulo se inflama, pica y se forma un eritema, o sea, un enrojecimiento en la piel. A veces incluso salen bolitas de pus y heridas. Si no haces algo al respecto, como quitártelos, la comezón puede llegar a ser insoportable, provocando que la piel se siga resecando y abriendo y se forman grietas.

Y aguas con la temporada de calor ya que se agudiza debido a las alta temperaturas, humedad y nuestro propio sudor.

Así que lo primero que debes hacer es quitártelos y evitar la bisutería, a menos que tenga puente de plástico, oro o de acero quirúrgico o titanio.

Aunque si no te puedes resistir a la idea de comprarte unos aretes de fantasía, hay un truco, aunque no funciona para todas y es: pintar con esmalte transparente la parte que estará en contacto con nuestra piel para que funcione como aislante.

También en el mercado se vende un producto llamado Nickel Solution, que son dos frasquitos, uno que te ayuda a detectar si tu joyería contiene níquel, y la otra que sirve para recubrir los objetos y así evitar reacciones alérgicas.

Ahora, si te enteraste de esto demasiado tarde y estás sufriendo de picazón y ardor, usa aceite de coco o aloe de vera en el área afectada para aliviar los síntomas.

About the author

Cuidado Sano

Agregar Comentario

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: