Salud

¡Aguas con los medicamentos falsificados!

Jugar con la salud de las personas es algo inhumano y ejemplo de ello es la falsificación de medicamentos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define medicamento falsificado como “un producto etiquetado indebidamente de manera deliberada y fraudulenta en lo que respecta a su identidad y/o fuente​”.

La falsificación de medicamentos puede afectar tanto a productos de marca como a genéricos, y puede tratarse de productos elaborados con los ingredientes correctos o incorrectos (pudiendo incluso llegar a sustituirse por sustancias tóxicas), con principios activos en cantidad insuficiente o sin ellos, o con envases falsificados.

La variedad de productos falsificados ha aumentado debido a la difusión del comercio por Internet, que abarca una gama desconcertante de fármacos, tanto de marca como genéricos. Según la OMS, en más del 50% de los casos se ha comprobado que los medicamentos adquiridos a través de sitios web sin domicilio social declarado, son productos falsificados.

También se ha comprobado que los consumidores también pueden adquirir en línea falsificaciones de medicamentos de venta con receta que pueden salvar vidas indicados en el tratamiento del cáncer y de enfermedades cardiovasculares graves.

Los países en desarrollo son un blanco de falsificadores, debido a que los precios de los fármacos legítimos pueden resultar inasequibles para la mayoría de la población y los controles legales suelen ser deficientes. También en los países de ingresos más altos, donde tanto las reglamentaciones como los medios para imponer su cumplimiento son más estrictos, estas prácticas pueden resultar muy rentables.

 

Ejemplo en México: Cofepris alerta de falsificación de Tradol

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) alertó a la población sobre la falsificación del analgésico tramadol, en su nombre comercial Tradol.

Informó que es la presentación inyectable de 100 mg/2ml la que ha sido falsificada.

Esto pone en riesgo la salud de las personas que puedan adquirir un medicamento ilegal que no cuente con las normas sanitarias establecidas.

La denuncia fue presentada por la empresa Grünenthal de México S.A. de C.V., por lo que se inició una investigación, hallándose que el producto ilegal ostenta el lote 00930H y fecha de caducidad enero/2021.

El producto presenta anomalías en el empaque primario y secundario, como son colores distintos al original, diferencias en la ampolleta y en su contenedor plástico.

La sustancia tramadol se utiliza como analgésico en el tratamiento del dolor de intensidad moderada a severa, (actuando sobre células nerviosas específicas de la médula espinal y del cerebro).

¿Cómo identificar los medicamentos falsos?

Los medicamento falsificados usualmente aparecen en botes o botellas sin las especificaciones que deben tener por ley. El producto pirata se vende suelto o a granel el bolsas de plástico.

Los productos farmacéuticos que se comercializan en el país, por legislación, deben estar etiquetados en idioma español, por lo que aquellos que vengan en otro idioma pueden ser falsos.

Otro punto es el precio. Las rebajas excesivas en medicamentos es una luz de alerta de que probablemente no es original.

La caja de un medicamento original debe tener el numero de lote, fecha de caducidad y registro sanitario y estos datos deben ser INDELEBLES.

Los paquetes deben estar cerrados con un sello de seguridad que ostenta el mismo nombre y marca del medicamento que se va a comprar y la tipografía del nombre y marca del producto no debe ser distinta.

Comprar medicinas sólo en farmacias que sean de confianza del usuario o que sean reconocidas.

Antes de comprar, pedir a los encargados de las farmacias que dejen ver los empaque y revisar que la fecha de caducidad no esté vencida.

About the author

Cuidado Sano

Agregar Comentario

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: