Cuidados de cabello

Acelerar el crecimiento del cabello: trucos y remedios simples, pero efectivos

Tener un cabello largo y lindo es una de las principales preocupaciones de un gran número de mujeres, aunque también existen hombre que lo prefieren de esta forma, sin embargo, llevar una cabellera de este “nivel”, puede convertirse en una tarea difícil y ardua, debido a múltiples factores que intervienen en el crecimiento del pelo.

Afortunadamente existen múltiples métodos que también lo aceleran, pero antes de contarlos, vamos explicar unas cuantas cosillas.

El crecimiento normal del cabello

Crecimiento por mes:
A lo largo del mes, lo normal en cuanto al crecimiento del pelo, debe ser entre 1.5 y 2 centímetros al mes, relacionado a factores genéticos.

La caída del pelo:
Y pesar de ello, la caída del pelo, provocada por el uso de productos químicos, la mala alimentación, cambios hormonales o la contaminación, puede ser uno de los principales limitantes a tener una cabellera larga y saludable.

Acelerar el crecimiento:
Existe una gran cantidad de remedios que logran acelerar el crecimiento del cabello, aunque cada uno de ellos requiere de una dedicación y constancia considerables, pues al final y al cabo, se trata de un proceso del cuerpo humano.

Un estilo de vida sano para el crecimiento

Como ya mencionaba anteriormente, el aumento del pelo se debe a un proceso natural del cuerpo llevado a cabo por el organismo, en el que se involucran múltiples cambios que ayudan al procesamiento de sustancias como la queratina, que desenvuelve un papel muy importante en la tarea.

Llevar a cabo una dieta saludable, así como realizar ejercicio físico diariamente, al menos por 30 minutos, es la garantía de que este proceso no se vea afectado, ya que el metabolizmo realiza un mejor desempeño, la circulación sanguínea se vuelve más fluida, y los nutrientes necesarios para el crecimiento, son solventados eficazmente.

Una higiene y cuidado adecuados

No podría ser menos, mantener una higiene y los cuidados más básicos del cabello, sin duda fomentarán a su crecimiento. Pero hay que tener en cuenta que muchas veces, el exceso de cuidado o higiene puede resultar contraproducente, y es que el uso de shampoos, ―sobre todo si se aplican diariamente― que por lo general aportan una gran cantidad de químicos, dañan al cuero cabelludo, eliminando la humedad y los aceites esenciales que se necesitan para el correcto crecimiento.

Ante esto, lo más recomendable es utilizar shampoos más suaves, u orgánicos, que se adapten a tu tipo de cabello.

Algunos remedios naturales

Finalmente, existen algunos trucos, o remedios naturales que pueden ser grandes aliados para el crecimiento del pelo:

Agua de papa: Enjuagarse el cabello con el agua de las papas cocidas. Los nutrientes de este tubérculo, acumulados en el líquido, son ideales para hacer crecer el cabello.

Aceite de Romero: Aplicar en forma de masajes sobre el cuerpo cabelludo, luego del lavado cotidiano. Solamente basta con añadir dos cucharadas de romero en media taza de aceite de oliva, mezclando y calentando en el horno de microondas por dos minutos. Dejar en reposo por tres días cuando mucho, y colar la mezcla.

Aceite de oliva: Si no cuentas con romero, puedes utilizar únicamente el aceite de oliva, aplicándolo tibio desde la raíz hasta la punta del pelo, y posteriormente, cubriéndolo por 15 o 20 minutos, y después enjuagar.

Sábila y cebolla: Lavarse el cabello dos o tres veces por semana con el shampoo cotidiano, al cual deberás añadir trocitos de sábila y cebolla. Como rehidratante, puedes utilizar acondicionador de aguacate o de romero.

Sábila: La sábila por sí sola, también logra un efecto impresionante. Basta con cortar trozos de sábila en agua, y dejar reposar toda la noche para que se suelten los nutrientes de la misma. Al día siguiente, enjuagarse el cabello con el líquido y dejarlo hasta que se seque naturalmente.

Agua: El agua por sí sola es maravillosa para mantenernos vivo, no en vano le llamamos el líquido vital. Lo importante aquí es beber cuanta agua sea necesaria en el día a día para mantenernos correctamente hidratados, al igual que el cabello.

Si vas a enjuagarte, procura hacerlo con agua tibia, y no con caliente, ya que de esta forma se daña el pelo.

About the author

DuX

Agregar Comentario

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: