Nutricion

Aceite de coco en la cocina… ¿sí o no?

Muchas personas han escuchado que el aceite de coco es una maravilla y que usarlo hasta en la cocina es benéfico y sí, en Internet encontramos opiniones a favor y en contra, sin embargo se puede llegar a la conclusión de que su uso es bueno siempre y cuando se lleve una dieta saludable y con actividad física.

Pero antes de ahondar en esa conclusión vamos a conocer lo que dicen a favor y en contra del uso del aceite de coco en la cocina.

Uno de los puntos a favor, y que todos coinciden, es que los componentes del aceite de coco no cambian con el calor, como sucede con algunos otros aceites que se usan. También, compuesto en uno 90% por grasas saturadas, contiene triglicéridos de cadena media, los cuales se encuentran en la leche materna y que pueden incrementar el gasto energético del organismo. Estos triglicéridos van al aparato digestivo, luego al hígado y de ahí al torrente sanguíneo, es decir, pueden ser usados como energía ya que no se almacenan tan fácilmente. De hecho esa es una de las características por la que mucha gente afirma que ayudan a perder de peso.

Según un estudio, ingerir entre 15 y 30 gramos diarios de triglicéridos de cadena media puede acelerar nuestro metabolismo hasta en un 5%, lo cual equivale a unas 120 kilocalorías para la mayor parte de las personas.

Y comenzamos con los comentarios en contra, el primero es que una cucharada de aceite de coco tiene 117 calorías y 14 gramos de grasa por lo que no se recomienda si se lleva una vida sedentaria con una dieta en la que no faltan azúcares e hidratos.

También que contiene grasas saturadas que puede elevar los niveles de colesterol.

Arriba comentamos que consumir trisglicéridos de cadena media puede acelerar nuestro metabolismo pero las comunidades médicas opinan que los triglicéridos de cadena media deberían evitarse, pues en alimentos PROCESADOS pueden convertirse en grasas saturadas (las famosas grasas trans).

Sin embargo, no hay que espantarse, la realidad es que pese a que los nutricionistas no tienen una misma opinión sobre su uso, la realidad es que para cocinar es de los más sano por, como ya lo dijimos, ser termo resistentes. Se cree que las grasas saturadas hacen daño a las arterias, sin embargo, los beneficios antiinflamatorios de este tipo de grasas fomentan su elasticidad y buena circulación.

Así que si se va a consumirlo, que sea de forma moderada, como cualquier otro aceite que sabemos, usar demasiado es perjudicial para la salud, y sobre todo observar qué reacciones genere en tu cuerpo.

About the author

Cuidado Sano

Agregar Comentario

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: